Acreditación

English Version

El Sistema de Acreditación de la NAEYC

Qué es el sistema de acreditación?

Es un sistema fundamentado en una serie de criterios utilizados para determinar y evaluar la calidad de un programa preescolar (nacimiento – 8 años). Los criterios establecidos por la National Association for the Education of Young Children (NAEYC) fueron generados tomando en consideración las investigaciones más recientes en el campo de la educación y el desarrollo de la niñez temprana, más la experiencia de expertos y educadores. El sistema requiere que, previo a acreditarse, el personal a cargo de los programas conozca a profundidad los criterios de calidad de la NAEYC, para luego solicitar su intención de acreditarse, llevar a cabo una autoevaluación y pasar por el proceso de ser evaluados por un comité externo compuesto por especialistas en el área de preescolar. Lograr la acreditación es un proceso costoso y que toma tiempo, pero, a su vez, es sinónimo de calidad y prestigio.

¿Por qué es importante conocer los criterios y aspirar a conseguir la acreditación de la NAEYC?

Primeramente, el sistema de acreditación de la NAEYC es un esfuerzo para mejorar los programas que atienden a la niñez temprana. Las investigaciones sobre el valor de las experiencias educativas de calidad en la niñez temprana (nacimiento a los 8 años) revelan que las mismas tienen un impacto positivo en la vida y contribuyen al desarrollo pleno y a la salud. Los programas de calidad para la niñez temprana preparan a los niños de forma apropiada y tienen un efecto de éxito en los años escolares. Actualmente, hay más de 9,000 programas en los Estados Unidos que ostentan la acreditación de la NAEYC.

En segundo lugar, un programa acreditado por la NAEYC provee a los padres y las madres un sello de calidad y les permite tomar decisiones apropiadas con respecto al tipo de lugar donde educar a sus hijos. Igualmente, conocer los criterios de calidad de la NAEYC ayuda a los padres, las madres y la comunidad a establecer aspiraciones y metas apropiadas para la educación de la niñez.

En tercer lugar, conocer los criterios de calidad y llevar a cabo un autoestudio fortalece los programas que actualmente se ofrecen, haciendo de los ambientes educativos mejores lugares para propiciar el desarrollo y aprendizaje de la niñez temprana. Es una oportunidad de validar las cosas buenas que se hacen y un mecanismo para identificar las necesidades o áreas que deben mejorarse, fortaleciendo las competencias profesionales de los educadores de la niñez temprana.

Por último, mostrar interés y hacer el esfuerzo de movernos hacia la aspiración de cumplir con los criterios de calidad y lograr que nuestros programas obtengan la acreditación de la NAEYC, nos ofrece una oportunidad de impactar las políticas públicas relacionadas con la niñez temprana. Esto nos ayudará a elevar la calidad y el servicio que se ofrece actualmente en los programas preescolares en Puerto Rico y el nivel educativo de los futuros ciudadanos para, así, lograr un mundo mejor.

¿Cuáles son los criterios de calidad que se destacan en un programa para la niñez temprana acreditado por la NAEYC?

Los criterios de calidad se agrupan bajo las siguientes categorías y estándares:

La niñez

  • Estándar 1: Relaciones
  • Estándar 2: Plan de estudio
  • Estándar 3: Educación
  • Estándar 4: Evaluación del progreso de los niñas y las niñas
  • Estándar 5: Salud

Los educadores

  • Estándar 6: Maestros

Alianzas

  • Estándar 7: Familias
  • Estándar 8: Relaciones con la comunidad

Administración

  • Estándar 9: Entorno físico
  • Estándar 10: Liderazgo y administración

Cada uno de éstos se desglosa en varios criterios específicos, que pueden ser consultados en la página de la NAEYC, en http://www.naeyc.org/academy/primary/standardsintro. Igualmente, pueden consultar una serie de documentos que aparecen citados en dicha página electrónica o comprar el texto NAEYC Early Childhood Program Standards and Accreditation (2007).

Para cumplir con estos estándares, es importante que todo el personal del programa se comprometa con el estudio y logro de los mismos, y tenga disposición para recibir recomendaciones, así como trabajar un plan de desarrollo que les permita orientar los esfuerzos hacia el mejoramiento de las áreas que así lo requieran. Igualmente, requiere compromiso con ayudarse mutuamente para alcanzar los criterios de calidad, buscar el apoyo de los padres, las madres y la comunidad para fomentar y promover las mejores prácticas educativas.

¿Cómo se definen cada uno de los estándares y qué criterios se asocian con ellos?

Estándar 1: Relaciones
01

Se refiere a la importancia de que el programa promueva relaciones positivas entre los niños y los adultos, fomentando el sentido de pertenencia y el valor de cada niño o niña como parte de una comunidad. Además, se fortalece la estima individual de cada niño y la habilidad de que cada uno se sienta que puede contribuir como miembro responsable a la comunidad.

Para fomentar las relaciones positivas, es importante mantener un ambiente seguro, donde el niño y la niña se sientan queridos y rodeados de adultos cariñosos, sensibles y receptivos a ayudarles. Esto permitirá que los niños y niñas desarrollen un sentido de confianza y seguridad, fomentando la cooperación y el aprendizaje de conductas que les permitan llevarse bien con los demás.

Las relaciones positivas se pueden observar en el ambiente. Tanto los adultos como los niños se sienten parte del grupo en todo momento. Los maestros saben manejar, de forma positiva, el periodo de ajuste de los niños del hogar a la escuela y fomentar conductas que estimulan los lazos de amistad entre todos. El personal mantiene un tono de voz cordial, entabla conversaciones cálidas y se preocupa por reconocer el esfuerzo y los logros de cada uno de los niños y niñas.

Estándar 2: Plan de estudio

02El programa implementa un currículo o plan para fomentar el desarrollo holístico de los niños, el cual es consistente en sus metas para la niñez y promueve el desarrollo en cada una de las siguientes áreas: social, emocional, física, lingüística y cognitiva. Se trabaja con las áreas de: alfabetización, matemática, ciencia, tecnología, creatividad y arte, salud y seguridad, y los estudios sociales.

El currículo, o plan de estudio, está escrito y se utiliza como una guía para la toma de decisiones por parte de los maestros y administradores. El currículo incluye metas, actividades y materiales a utilizarse; también establece horarios y rutinas diarias. La NAEYC no fomenta un currículo en particular; por el contrario, cada programa puede elegir o diseñar su currículo o plan de estudio. Lo importante es garantizar que el mismo cumple con los estándares establecidos.

El currículo apropiado es flexible y debe enfocarse en todas las áreas del desarrollo. La exploración y el juego son las estrategias fundamentales que se utilizan para fomentar el aprendizaje y desarrollo de todos los niños y niñas. Un buen plan permite a los maestros utilizar una variedad de formas de organización, como el trabajo individual, en pequeños grupos y grupo grande. Igualmente, promueve el uso de materiales y manipulativos que estimulan la experimentación y el aprendizaje de todos los niños y niñas. Las actividades y experiencias de aprendizaje son diversas, demostrando sensibilidad a la cultura y nivel de desarrollo de cada niño o niña. Además, el currículo se enfoca en el uso del lenguaje, el razonamiento, la solución de problemas, el establecimiento de relaciones positivas con otros y el desarrollo de otras destrezas. El arte y la naturaleza están presenten en el ambiente, y se llevan a cabo actividades de aprendizaje dentro y fuera del salón.

Estándar 3: Educación
03

El programa utiliza enfoques educativos sensibles a la cultura, el nivel de desarrollo y el idioma que hablan los niños y niñas, lo que aumenta su aprendizaje y desarrollo en el marco de las metas del programa.

Los niños y las niñas son seres únicos; cada uno crece y se desarrolla a un ritmo distinto, tienen diferentes estilos de aprendizaje, necesidades e intereses, familias y contextos culturales. Para poder ayudar a aprender a todos es importante que los educadores sean sensibles a estas diferencias y utilicen enfoques educativos apropiados a las particularidades de cada niño.

El currículo y los itinerarios deben ser flexibles para poder propiciar el aprendizaje de todos los niños y niñas. Las maestras se preocupan por observar y supervisar cuidadosamente, de manera que conozcan a cada niño y puedan proveer lo que cada uno necesita. La organización del día provee para que los niños y niñas puedan trabajar en grupo grande, grupos pequeños y de forma individual. La rutina y el tiempo son flexibles, de manera que los niños tengan la oportunidad de trabajar y aprender a su propio ritmo. Los materiales y las estrategias son variados y se modifican de acuerdo a las necesidades y los intereses de los niños y niñas. Los maestros se preocupan por exhibir todos los trabajos de los alumnos y buscan formas de incluir y celebrar la diversidad cultural en las actividades.

Estándar 4: Evaluación del progreso de los niños y las niñas

04

El programa tiene un sistema de evaluación y assessment continuo —con evaluaciones formales e informales— que provee información en torno al aprendizaje y el desarrollo de los niños y las niñas. Ocurre en un contexto de comunicaciones recíprocas con las familias y con sensibilidad a la cultura particular de cada niño y familia. El resultado de la evaluación se utiliza para tomar decisiones con respecto a cómo mejorar el proceso de enseñanza aprendizaje y el programa, de manera que redunden en beneficio de los niños y niñas.

Las evaluaciones ayudan a identificar posibles problemas de aprendizaje en los alumnos, tal que el maestro pueda referirlos a los especialistas adecuados, quienes diagnosticarán, recomendarán servicios y sugerirán estrategias de intervención temprana. Las evaluaciones también ayudan a que los maestros tomen decisiones con respecto al currículo y adapten el proceso de enseñanza, para así atender las necesidades y fortalezas de cada niño o niña.

Un programa apropiado utiliza una variedad de métodos de evaluación, tales como la observación, listas de cotejo, escalas de calificación, entre otros. Al evaluar, se utilizan métodos acorde con el nivel y la edad de desarrollo de cada niño y se toman en consideración todas las áreas del desarrollo: cognoscitivas (matemáticas, ciencias, y otras destrezas), socioemocional, físico y lenguaje. Con el propósito de ayudar a los niños, los resultados se comparten regularmente con las familias, mediante reuniones individuales. Los maestros utilizan esta información para establecer las metas educativas para cada niño y niña, además de mejorar el programa y las estrategias educativas.

Estándar 5: Salud

05El programa promueve la nutrición y la salud de todos los niños y niñas, protegiéndo tanto a los niños como al personal contra enfermedades y lesiones.

Para poder aprender, es necesario que todos estén sanos y seguros, ya que la salud es un elemento primordial en los programas para que todos los niños puedan crecer, desarrollar y aprender.

En todo programa, el personal debe estar capacitado en cómo ofrecer primeros auxilios pediátricos. El centro vela por tener un equipo (cunas, juguetes, biberones y utensilios de comer, ropa, entre otros) que cumpla con los más altos niveles de seguridad. La higiene se observa en todo momento, se tienen políticas con respecto al lavado regular de las manos, la limpieza de las áreas y formas de desinfectar todas las superficies. Los bebés se acuestan de espalda para dormir y se supervisan en todo momento. Se tiene un plan claro de cómo atender a los niños cuando se enferman y cómo avisar a los padres. Las meriendas y comidas son nutritivas, se preparan y almacenan de forma segura.

Estándar 6: Los maestros

06El programa emplea y apoya un personal educativo altamente cualificado, con los conocimientos y el compromiso necesarios para promover el desarrollo y aprendizaje de todos los niños. Las maestras apoyan las diversas necesidades e intereses de las familias.

Los maestros altamente cualificados tienen la preparación académica, el conocimiento y las destrezas relacionadas al desarrollo infantil y la educación temprana. Esto les permite ser más efectivos al planificar ambientes de aprendizaje de calidad, actividades educativas apropiadas al nivel de desarrollo de los niños y niñas, propiciar interacciones positivas y experiencias lingüísticas más enriquecedoras.

07Todo programa de calidad recluta un personal docente que tiene una preparación en educación temprana. Por ejemplo, se preocupan por tener una credencial de Asociado en Desarrollo Infantil (CDA), un grado asociado o bachillerato en Educación Temprana. El programa promueve y apoya el desarrollo profesional continuo del personal, ofreciendo el tiempo y buscando recursos que estimulen oportunidades para seguir aprendiendo. Un programa de calidad orienta al personal nuevo y capacita a todo su personal en los fundamentos filosóficos y el plan de estudio o currículo en que se sustenta.

Estándar 7: Las familias

08El programa establece y mantiene relaciones recíprocas y de colaboración con las familias para fomentar el desarrollo en todas las áreas. Estas relaciones son sensibles a la composición familiar, su lenguaje y cultura.

Las relaciones entre el programa y la familia son esenciales para propiciar el aprendizaje y desarrollo de los niños y las niñas. Estas relaciones se caracterizan por la confianza y el respeto mutuo. Es importante que todo programa estructure actividades para involucrar a la familia en el crecimiento, desarrollo y aprendizaje de sus hijos.

Los programas organizan actividades para estimular la participación activa de la familia en todos los aspectos del programa, tienen políticas claras que permiten e invitan a las familias a visitar los centros en cualquier momento del día. Los maestros se preocupan por conocer la estructura familiar, su visión sobre la crianza, su cultura, su contexto para utilizar esa información para establecer las metas educativas, planificar los métodos de enseñanza y aprendizaje, e integrar la cultura en la planificación diaria. El programa mantiene comunicación oral y escrita continua con las familias, mediante una variedad de estrategias, como conversaciones individuales, conferencias formales, orientaciones a las familias nuevas, entre otros. Toda información, políticas y procedimientos relacionadas con el programa se divulga en un lenguaje sencillo y fácil de entender.

Estándar 8: Relaciones con la comunidad

09El programa establece relaciones con la comunidad y utiliza los recursos de la misma para apoyar el logro de las metas establecidas.

Es necesario conocer y mantener vínculos con las instituciones y agencias de la comunidad para que el programa pueda alcanzar sus metas y ofrecer apoyo a las familias de manera que éstas puedan acceder los recursos necesario para el bienestar de sus hijos.

Los programas mantienen buenas relaciones y utilizan los servicios de la comunidad para maximizar el desarrollo y aprendizaje de los niñas y las niñas. Ejemplos de las instituciones y agencias a las cuales se puede vincular el programa son: museos, bibliotecas, parques, zoológicos, parque de bombas, programas educativos de la policía, teatros, entre otros. Además, los programas se preocupan por invitar a representantes de los programas comunitarios y desarrollar actividades y experiencias de aprendizaje para sus talentos y trabajos, tales como: artistas, músicos y servidores públicos. Por último, el programa desarrolla vínculos profesionales con agencias y organizaciones de la que comunidad que tienen el potencial de ampliar los servicios del programa y atender las necesidades e intereses de las familias, tales como: servicios de salud, programas de nutrición, programas de recreación, servicios para niños de educación especial, entre otros.

Estándar 9: Entorno físico

10El programa tiene un ambiente interior y exterior seguro, saludable, en condiciones óptimas, apropiado tanto para los niños y las niñas que atiende, como para su personal. El ambiente incluye las facilidades físicas, los equipos y materiales que facilitan las experiencias de aprendizaje.

Un programa que fomenta el aprendizaje, la salud y la seguridad, tanto de los niños y niñas, como de los adultos, se preocupa por mantener el ambiente educativo organizado, y contar con los equipos y materiales adecuados.

Las instalaciones se diseñan de manera que el personal pueda supervisar, observar y escuchar a todos los niños. Se tiene un mobiliario apropiado al tamaño de los niños (lavamanos, inodoros, mesas, sillas y anaqueles, cunas y catres para dormir, entre otros). Se dispone de una gran variedad de materiales, manipulativos y equipos adecuados a la edad y el nivel de desarrollo de los niños y las niñas que atiende. Se tienen botiquines, extinguidores y alarmas de incendios y otros equipos de seguridad; el personal conoce como utilizarlos y están colocados en lugares apropiados.

Todo el ambiente se mantiene limpio, saludable, estético y bello. Se asegura que incluye la naturaleza y se cuida los espacios externos de igual forma que el interno. Las áreas de juego al aire libre tienen cercas que evitan el acceso a las calles o lugares de peligro.

Estándar 10: Liderato y administración

11El programa implementa normas, procedimientos y sistemas efectivos, así como una sana administración fiscal, de manera que todos los niños y las niñas, sus familias y el personal tengan experiencias de alta calidad. Un programa de calidad administra y mantiene un funcionamiento eficaz, establece e implementa políticas y procedimientos sensatos a través del tiempo.

El administrador o director del programa se proyecta como un líder competente, tiene la preparación académica adecuada, incluyendo un grado universitario. Tiene, además, cursos especializados en educación temprana, desarrollo infantil o campos relacionados. Se preocupa porque el programa tenga todos los permisos y licencias necesarios para operar dentro de la reglamentación (permiso de uso, bomberos, salud, entre otros) de las agencias estatales correspondientes. Se ocupa de que el programa tenga redactadas las políticas y procedimientos de funcionamiento y se asegura de que son compartidas con las familias. Se encarga, con su personal, de establecer, entender e implementar la filosofía del programa, las metas del currículo, estructurar los itinerarios de trabajo y esbozar las políticas de orientación y disciplina, así como los procedimientos relacionados con la salud, seguridad y planes de emergencia. El programa mantiene una proporción de espacio, cantidad de niños y educadores apropiada con la reglamentación. Por ejemplo, en el caso de los bebés, se tiene grupos de no más de 8 niños con dos maestras. En el caso de los niños pequeños, se tienen no más de 12 niños y dos maestras por grupo. En el caso de los preescolares, los grupos no tienen más de 20 niños y dos maestras.

Para conocer los criterios establecidos para cada uno de los estándares más detalladamente, visite la página electrónica de la NAEYC, en www.naeyc.org/policy

¿Qué debo hacer si deseo comenzar el proceso de acreditación de la NAEYC?

Estudiar y familiarizarse con los estándares y criterios de acreditación, para luego seguir los cuatro pasos de la acreditación (desglosados a continuación).

Matricularse en el autoestudio (Paso 1).

a. Completar la forma de matrícula y pagar la cuota. El costo de la cuota va a variar de acuerdo a la cantidad de niños matriculados en el programa.

b. Realizar el autoestudio.

i. Familiarizarse con el proceso y sus implicaciones.

ii. Recoger información con las herramientas de autoestudio.

iii. Determinar las fortalezas y debilidades del programa.

iv. Desarrollar planes de mejoramiento.

v. Hacer mejoras y documentar el proceso. vi. Evaluar los resultados y determinar pasos a seguir.

c. Prepararse para cumplir con los requisitos de elegibilidad.

Convertirse en solicitante (Paso 2)

a. Complementar la solicitud y elegir la fecha para someter los materiales de candidatura, pagar la cuota (de acuerdo a la cantidad de niños matriculados en el programa).

b. Cumplir con los requisitos de elegibilidad.

c. Llevar a cabo un auto-assessment formal.

i. Plan formal de auto-assessment que involucre a las familias, los maestros y la administración del programa.

ii. Documentar la forma en que se cumplen los estándares.

iii. Evidenciar que el programa cumple con el 80% o más de los criterios, o en el caso de un salón, que cumple con el 70% o más de los criterios.

d. Prepararse para cumplir con los requisitos de candidatura.

e. Completar los materiales de candidatura, incluyendo los documentos de ejecución en los criterios seleccionados requeridos por la NAEYC.

Convertirse en candidato (Paso 3)

a. Someter los materiales de candidatura y la cuota a la fecha elegida.

b. Cumplir con los requisitos de candidatura.

c. Prepararse para la visita de assessment de los asesores de la NAEYC.

d. Continuar recogiendo información para evidenciar la ejecución y hacer las mejoras.

e. Cumplir con los estándares

f. Recibir la visita de los evaluadores de la NAEYC, que incluye:

i. Observar en los ambientes educativos.

ii. Recorrer el programa.

iii. Revisar el portafolio del programa y de los salones.

iv. Revisar los expedientes de los niños y empleados.

Decisión de acreditación (Paso 4)

a. Si el programa es acreditado, debe mantener la misma calidad por 5 años consecutivos y documentarlo en los informes anuales. Si se hacen cambios, deberán informarlos. Durante este periodo, los programas recibirán visitas no anunciadas y deberán pagar las cuotas aplicables.

b. Si el programa no es acreditado, la NAEYC le dará seguimiento a las recomendaciones para reconsiderar la decisión, lo que requiere volver a someter las evidencias y materiales de candidatura y pago de cuotas de verificación.

c. La acreditación puede ser revocada si no se cumple con los informes anuales, o si se determina que el programa ha dejado de ser de calidad.

Para conocer en más detalles sobre el proceso de acreditación, visite la página electrónica de la NAEYC, en http://www.naeyc.org/academy/primary/standardsintro

Esta información está basada en NAEYC Early Childhood Program Standards.


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'ZenCache: failed to write cache file for: `/acreditacion/`; possible permissions issue (or race condition), please check your cache directory: `/home2/alcanza/public_html/wp-content/cache/zencache/cache`.' in /home2/alcanza/public_html/wp-content/advanced-cache.php:1050 Stack trace: #0 [internal function]: zencache\advanced_cache->output_buffer_callback_handler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home2/alcanza/public_html/wp-includes/functions.php(2935): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home2/alcanza/public_html/wp-includes/plugin.php(470): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home2/alcanza/public_html/wp-includes/load.php(573): do_action('shutdown') #5 [internal function]: shutdown_action_hook() #6 {main} thrown in /home2/alcanza/public_html/wp-content/advanced-cache.php on line 1050